¡VAYA NUDOS!

DONDE IR/INF/SCZgm/11 agosto 2022

Una de las tentaciones alemanas son los nudos de cerdo al horno, también llamados codillo de cerdo al horno estilo alemán es una receta típica del sur de Alemania y Austria en la que la carne se cuece y se termina al horno.

Este plato de estilo alemán, típico del norte de Alemania donde se utiliza codillo fresco al natural. También lo encontraras en el sur, a la zona de Baviera – Bayern donde se utiliza un codillo fresco ahumado.

¡Los codillos necesitan un largo tiempo de cocción, pero definitivamente vale la pena esperar! Los piezas mas grandes y carnosas a menudo se comen con puré de nabo o chucrut y pure de papas. También son ideales para platos tradicionales como sopa de guisantes, ortiga, sopa de remolacha y estofado. En Alemania, es conocido como Eisbein o Schweinshaxe, que son nudos solo cocidos y servidos con chucrut. Los genuinos y más típico son los del norte y este de Alemania; en Baviera es típico el HAXE o SCHWEINSHAXE que se sirve en otros lados también.

En Santa Cruz el codillo mejor que se puede comer es el de Axel en La Casona, hace años quería probarlo y es verdad que lo bueno se hace esperar y lo muy bueno se hace repetir y esto es lo que me pasará desde ahora donde todos los días se puede comer este impresionante codillo especialmente los domingos que después de ir a Misa a San Francisco a un tiro de piedra tengo La Casona para hincarle el diente a este manjar adictivo, crujiente sabroso y se te queda grabado en el disco duro gastronómico.

Sin lugar a dudas uno de las obras de arte de sabor y textura que la gastronomía europea aporta al museo de los platos mas ricos del mundo.

Pero si además antes de empezar le echas al gaznate unas berenjenas al horno parmesanas y una sopa calentita “Gulaschsuppe” sopa Gulasch estilo húngaro. Apaga y vámonos; carne de res, cebolla blanca, paprika/Pimentón picante, molido, papas en cubos, pimentón fresco verde y rojo en cubitos, extracto de tomate sal, pimienta, ajo, comino con un toque de mejorana/orégano.

Y todo ello en el ambiente bohemio del patio del rincón de La Casona se te queda un recuerdo imborrable.