UNA NOCHE MAGICA

NOTICIAS/ INF / SCZgm / 16 Julio 2022

Después de los “gorgoritos de los tres tenores culinarios” en una noche mágica en las Brisas los protagonistas resumieron así esta velada gourmet.

Santos C: “Compartir una misma pasión con Inés, Miguel y su equipo de cocina fue una maravilla. Cada uno llevo su identidad a la mesa. Me sentí muy cómodo.”

Inés E: “Compartir técnicas, conocimientos en el marco de una verdadera amistad es una de las experiencias culinarias más bonitas que he vivido.

6 presentaciones magistrales...llenas de emoción y magia...convirtieron esta cena de amigos en una noche inolvidable.”

Miguel M : “ Gracias a Dios, fue una noche mágica, un ambiente de compañerismo, amistad y mucho cariño de loa comensales”



No era la primera vez donde tres chefs se reunían en Santa Cruz para preparar a pesar de sus “rivalidades gastronómicas” una cena. En Santa Cruz la rivalidad siempre es compañerismo y amistad y esto lo han demostrado miguel Santos e Inés como lo demostraron hace tiempo Ricardo Cortez, Barba y Camila Lechín en Los Tajibos o Franklin Gutshi, Fernando Catalán y André Novoa en FexpoCruz o ahora estos tres tenores, son noche mágicas donde cada uno da lo mejor de si mismo para convertir la gastronomía en un arte y en una hermandad.


En La Barra de Miguel M. casi un centenar de personas se arremolinaron para degustar disfrutar y sentir algo más que unos platos cocinados con innovación, creatividad y mucho amor por tres de los grandes Chef de nuestra ciudad.

6 pasos 2 por chef maridados por vinos mendocinos de JH Ramallo, Santos presentó en su primera tentativa una codorniz de caza con una suave salsa de cognac con manzanas y peras al horno Para su segundo paso solomillo sous vide con un fondo demiglace. Por su parte Inés España aportó una cerca Serafina que podremos degustar en su nuevo establecimiento de M40 un simple pan campesino relleno con cangrejo y camarones. Su segunda apuesta fue Panna Cotta de Vainilla muy apasionada por los sabrosos aromas y texturas del mango y maracuya. El anfitrión Miguel Márquez aterrizo en la mesa para su primer paso un Bombón de pinta boca relleno de tartar de trucha con un suave toque de ajì amarillo. Cerrando su doblete con un Capelletti relleno de aji de gallina sobre espejo de Callampa.


Los asistentes aplaudieron con las orejas, rechinaron sus dientes y erizaron sus pelos ante tal festín de los tres tenores que dejaron sus papilas alborotadas.


Al igual que en el gran teatro del Colon, en el Liceo de Barcelona o en la Scala de Milán los aplausos pedían un bis pero en la Opera Gourmet no se da quizá en la próxima seguro que ante tal éxito se preparará.