MONSERRAT EL EMBUTIDO RICO Y SEGURO

GASTROTEST/PR/SCZgm/19 de agosto de 2022


Montserrat es la patrona de Cataluña que esta en el monasterio que lleva este nombre en la provincia de Barcelona (España). También es el nombre de muchas chicas que se llaman igual que la virgen negra y aquí sin “t” Monserrat es una de las mejores marcas de embutidos y chorizos hechos en Santa Cruz y que se distribuyen por toda Bolivia.



Son conocidos por su sabor calidad y excelencia ya que el proceso de fabricación es de un nivel superior y además se cuidan todos los detalles en sus procesos de producción y logística de distribución una gran marca para un gran producto.

En Santa Cruz Gourmet Magazine hemos podido probarlos y dar fe de lo que hoy publicamos. Sorprende por la calidad, en todos sus productos ya sean

derivados de pollo o del chancho.


No en vano esta marca es de las pocas que están autorizadas por Sanidad como marca de consumo preferente y seguro. Sobre todo, cuando se acerca San Juan que son consumidos con éxito y conocidos y autorizados por la alcaldía para los restaurantes, amas de casa y devotos de los embutidos y chorizos los famosos como el Chorizo mixto de pollo, Chorizo Parrillero, la

Morcilla, el Jamón sandwichero de carne de pollo, para el churrasco el Chorizo argentino ahumado, así como los Jamones ahumados normal y ligth de pollo. Además de la gran gama de mortadelas Monserrat donde personalmente destaco lo que en Europa se llama Cabeza de jabalí.




Monserrat está aumentando sus productos y dentro de un mes, ahora están en las pruebas, tendremos en las góndolas de los hipers y tiendas así como en los mercados los nuevos productos de Monserrat curados como la Soprsatta, Jamón presidente, la Bondiola Curada, la Longaniza Andalucía y la calabresa, la Spianatta, el Lomo curado, el Chorizo colorado, el Salame Picado grueso y fino, el Salame crespón o Salame de cantimpalo entre otros productos que ya en SCZgm hemos podido probar.

El legado de marca familiar Monserrat tiene un secreto la calidad, sus tres líneas Monserrat, La Caserita y la Granja han nacido de la mano de tres generaciones. Es una marca que esta en el mercado desde el 1992 y ha conseguido una clientela fiel. Monserrat es tradición, y están orgullosos de un trabajo bien hecho. para mejorar constantemente la satisfacción de todos sus clientes.

Esta empresa además de ser exquisitos en la fabricación del producto tiene a gala de cuidar el talento humano valorando su personal y el potencial, las ganas de crecer, la capacitación continua y el buen ambiente laboral. Su lema es la responsabilidad proactiva con creatividad. Lógicamente esto se plasma en el producto final

Si bien en la actualidad los embutidos, son objeto de debate por los eventuales efectos negativos sobre la salud, derivados de su consumo excesivo. Esto depende de la naturaleza de la materia prima básica, la carne de cerdo, pollo y de los ingredientes y aditivos incorporados para su elaboración.

Los alimentos deben satisfacer el apetito, aportar nutrientes, tener unas características sensoriales agradables y ser seguros (es decir inocuos) si se hace un consumo ponderado.


El apetito directamente percibido por las personas depende de las necesidades energéticas (kilocalorías). En este sentido los embutidos (incluyendo jamones y otros derivados similares del cerdo) son muy adecuados porque su contenido calórico es medio o elevado. Por eso en Monserrat se trabaja con materia prima tanto de chancho como de pollo y esto lo hace màs consumido pues no implementa efectos negativos.


En cuanto a los nutrientes, los embutidos aportan proteínas de alto valor biológico, péptidos y aminoácidos bioactivos de efectos positivos que hay que estudiar más a fondo, una cierta proporción de ácidos grasos insaturados, minerales (sobre todo hierro y zinc de alta disponibilidad) y vitaminas del grupo B, entre ellas la vitamina B12, que no se encuentra en los vegetales. Estas son las fortalezas de estos productos. En cambio, son pobres en hidratos de carbono, calcio y vitamina C.

Sensorialmente los embutidos de Monserrat proporcionan una gran variedad de gustos y aromas, ya que hay mucha calidad del producto. Se trata de un factor clave para su valoración positiva por parte de los consumidores.