top of page

LOS TRILEROS DEL VINO

OPINIÓN 11/08/2023



Ramón Freixa




El coste razonable del DUO (Tanat Merlot) 750 CC. de una gran bodega tarijeña como es Aranjuez, cuesta en precio venta al público en un supermercado o licorería entre 40 y 45 bolivianos. Por ejemplo en estos tres establecimientos cotejados, está a: KETAL 40,90Bs.- , LICOR HOUSE 43, 00Bs.-, ICE norte 42,00 Bs.-


Lógicamente un restaurante, esta misma botella no lo compra sus vinos en un supermercado o en una licorería, sino que compra directamente al distribuidor oficial de la Bodega que se lo lleva al restaurante; a un precio de distribuidor, es decir esta misma botella en el supermercado cuesta un promedio de + 41 Bs.- , al restaurante le cuesta a precio de distribuidor + 33 Bs.-


Con estos datos hagamos un simple ejercicio de lo que usted está pagando en un restaurante “cara dura”, con pruebas y lo hemos comprobado personalmente, pagado religiosamente sin pestañear sabiendo que me la estaban charlando.


Conocidos los precios, tiene que saber que me sirvieron un ¼ (un cuarto) de Copa de esta botella a 35Bs.- (ver foto) Si de una botella salen algo más de diez ¼ (cuartos) de Copas (35x10) el “cara dura” se embolsa 350 Bs.- es decir más del 1000 por cien. Y solo por el gran trabajo de descorchar la botella y servirlo en la copa.


¡Manda huevos … vaya “copanga”!


Creo en el mercado libre, y que uno es muy libre de poner el precio que le salga del “níspero” pero no hay que ser muy listo para darse cuenta que este precio esta sobredimensionado, es una tropelía, y esto en lugar de ser una buena práctica comercial es un “atraco a mano armada” … o ponga el adjetivo que usted quiera, … aquí y en Sebastopol.


Ahora bien, hecha la trampa, desgraciadamente tiene un comensal que es cómplice, por inculto, o bien es tan bondadoso que “hace obras de caridad” con “el pobre establecimiento gastronómico”.


Desgraciadamente estos establecimientos “Trileros del vino” echan de sus locales a los que les gusta tomar vino en el almuerzo o en la cena y fomentar la economía de Bolivia.

Quizás también, las bodegas también tienen la culpa, por dejar a estos desalmados poner estos precios desorbitados que, desde mi punto de vista, vulneran y maltratan las marcas, las bodegas y a los empleados que trabajan en ellas. Me gustaría escuchar la opinión de los bodegueros, sobre este tema.


Estas artimañas son denunciables a la OCU (La Organización de Consumidores y Usuarios) por realizar una mala práctica y también denunciable en los tribunales ya que existe la LEY N.º 453 LEY DE 4 DE DICIEMBRE DE 2013 del estado plurinacional de Bolivia que, entre otras cosas sobre este tema dice claramente: “todo proveedor tiene la obligación de suministrar los productos de manera adecuada, oportuna y a precio justo”.


Por favor ya basta de listillos, y mañas en los precios de los vinos, esto sólo es “abundancia para hoy hambre para mañana”, no soy ni profeta ni hijo de profeta, pero este perfil de restaurantes, más temprano que tarde les irá mal y apuntan a un predecible cierre y desgraciadamente dejar en el desempleo a sus trabajadores que se les cae la cara de vergüenza al cobrar estos precios.


No diré el nombre del restaurante, he maquillado la foto para que no se sepa de que local estamos hablando. Pues me gustaría que reflexionara. Se que no conseguiré mucho denunciando estos abusos, pero mi conciencia podrá dormir tranquila, lo único que me mueve es que Santa Cruz tenga una alta gastronomía honesta, honrada y con grandes profesionales, que son por suerte la mayoría.


bottom of page