top of page

EL HORNO EL GRAN ALIADO

TENDENCIAS/INF/SCZgm/20-12-2022

La gastronomía navideña tiene una gran aliado EL HORNO, casi todos los alimentos pueden pasar por este artilugio. “El horno es un electrodoméstico imprescindible, que nos permite cocinar de diferentes maneras, en modo seco, mixto o húmedo. Si aprendemos a utilizarlo podremos aplicar en casa algunas técnicas que se emplean en restauración con muy buenos resultados”, afirma el chef Luis Alberto Martínez.


El problema con los hornos es que muchas personas no les sacan el máximo partido, pues requiere cierto conocimiento, de modo que en muchos hogares se emplea poco más que para calentar pizzas y preparar algún bizcocho sencillo.

Si aprendemos a utilizarlo podremos aplicar en casa algunas técnicas que se emplean en los restaurantes con muy buenos resultados.


La nutricionista Susana León dice que “se deben primar las cocciones al horno y al vapor por encima de otras como los fritos, ya que permite cocinar con muy poca grasa y preservar las propiedades de los alimentos”.

Estos son algunos de los alimentos perfectos para cocinar al horno:


1 CARNE

Si las cocinamos bien suele ser espectacular. El truco está en cocinarla primero a la plancha, para conseguir un perfecto sellado, y continuar en el horno a unos 180º-190ºC con un 30% de humedad. También la carne es bueno el tiempo con temperaturas mas bajas como a 50º en el horno



2 PESCADO

En el horno se cocina de forma rápida y muy sencilla. Primero empezar marcando los pescados a la plancha para conseguir ese color dorado y después cocinarlos al horno a 180º-190ºC entre 4 y 8 minutos. Para ello, es recomendable introducirlos en un recipiente con un poco de caldo de pescado, para garantizar la humedad y que la pieza no quede seca. Si queremos añadir patatas hay que cocerlas antes previamente durante unos minutos y acabarlas al horno.


Otra técnica saludable y sencilla para cocinar los pescados al horno es el tradicional papillote. El término proviene del francés, significa literalmente "en paquete” y se refiere a una técnica de cocción muy habitual que consiste en empaquetar los alimentos e introducirlos en el horno a determinada temperatura para que se cuezan juntos en sus propios jugos, de manera que no necesitan grasas y quedan muy sabrosos, ya que sus sabores se fusionan. Pese a que en el mercado existen recipientes de silicona para cocinar al papillote, si no disponemos de uno siempre podemos envolver el pescado junto con las verduras al gusto en papel de aluminio.


3 PAN TOSTADO Y PICATOSTES

Otra de las ventajas del horno es que permite elaborar platos de reaprovechamiento, desde el pan rallado a los picatostes, las tostadas o algunas reinterpretaciones de estas. Podemos tostar un poco de pan con un chorro de aceite de oliva virgen extra y las especias que nos gusten y tendremos unas tostadas muy originales. Recordar que no abrir y cerrar el horno constantemente, pues la entrada de aire frío afecta a la temperatura y esta a la cocción de los alimentos.


4 HUEVO POCHÉ

El horno es un aliado para el “batch Cooking”, ya que permite cocinar varios platos a la vez. Se puede aprovechar que se está cocinando algo al horno y emplear el calor para cocinar, un huevo poché, con esta técnica especialmente interesante, para prepararlos, hay que introducirlos en un recipiente de horno con cavidades (también pueden usarse vasitos de vino o café cortado), una pizca de agua en la base y hornearlos durante unos 10 minutos. Y listo el Poché.


5 REPOSTERÍA

Para preparar tartas y pasteles requiere ser muy estrictos con las cantidades y los tiempos de cocción, pero también lo es que una vez nos familiarizamos con los usos del horno a la hora de preparar postres y pasteles, vamos a poder dar salida a numerosos ingredientes de temporada e idear un sinfín de recetas. Ahí la experiencia es un grado.


6 CROQUETAS Y EMPANADAS

Dado que desde un punto de vista nutricional es recomendable evitar los fritos, hay algunos alimentos que tradicionalmente hemos cocinado fritos que pueden prepararse al horno con resultados excelentes. Es el caso de croquetas y empanadas que se preparan de la forma habitual y, una vez rebozadas, en lugar de ir a la freidora se pintan con huevo y se introducen en el horno durante unos 15-20 minutos sobre papel vegetal a unos 200ºC. Para lograr un dorado uniforme, es recomendable darles la vuelta a media cocción.


7 PAN

Hacer pan en casa permite preparar piezas exactamente a nuestro gusto, empleando nuestras harinas preferidas, levaduras de gran calidad y añadiendo los ingredientes que deseemos. Lo recomendable es empezar con recetas sencillas (incluso podemos iniciarnos con un pan básico de maíz, sin masa madre y sin complicaciones) y poco a poco ir haciéndolas algunas más elaboradas, jugando con la masa madre y con los ingredientes que vamos añadiendo.