top of page

BONDIOLA A LA CERVEZA NEGRA

30/01/2024 GastroTEST


La experiencia gastronómica campestre en Argentina, y en especial en Mendoza, te lleva a cocinar en disco. "El disco" es un invento gastronómico bien argentino, que se utiliza para cocinar a partir de un "Disco de arado" que se convierte en una especie de paila. Este simpático elemento tiene grandes propiedades para mantener y distribuir el calor, permitiendo preparar sabrosos platos en cualquier lugar, con muy poca leña y en tiempo récord. Este tipo de artilugio está muy extendido en Mendoza, donde los campesinos y viñateros lo usan para cocinar en medio del campo.


La cocina al disco es tan diversa como versátil. Una de las características principales del disco es que se cocina todo en la misma sartén: proteínas, vegetales, guarniciones y salsas. Es perfecta cuando hay que hacer preparaciones para muchas personas, para cocinar al aire libre o para principiantes. Como por ejemplo, el plato que le vamos a comentar hoy.




La bondiola de cerdo es el pescuezo del animal deshuesado. En general, cuando el cerdo se corta, el cogote queda dividido en dos mitades que se deshuesan y así se obtiene la bondiola, también conocida como aguja de cerdo, cabeza de lomo o lomo grueso, entre otros nombres.


Una de las recetas más consultadas es la bondiola a la cerveza negra. Su preparación y cocción son muy sencillas, y los resultados son para chuparse los dedos. El chef Fernando Casiva y el pinche Ignacio nos cocinaron su particular versión.


INGREDIENTES

  • Bondiola dos filetes per cápita

  • Cebolla picada a tiras

  • Pimentón o pimiento morrón

  • Corteza de limón rayado

  • Cerveza negra

  • Romero

  • Pimienta Sal y aceite

  • Crema de leche

Y si quiere ponerle algo más, el disco y la bondiola lo aguanta todo.



PROCESO

  • Primero, con aceite, sal y pimienta, freír pimientos morrones y retirar al ojímetro.

  • Freír la cebolla sin que se queme y retirar.

  • Poner la bondiola y dejar que se vaya haciendo con unos toques de sal y pimienta.

  • Una vez que la bondiola esté en su punto, echar junto a la bondiola la cebolla y los pimientos.

  • Regar con cerveza negra la bondiola y los vegetales y dejar que haga “chup chup” un buen rato.

  • Cuando se vea que sigue haciendo “chup chup”, poner la crema de leche y mezclarlo todo.

  • Sin que se acabe de consumir este caldo de cerveza y el líquido se haya evaporado casi por completo pero que quede jugo, poner romero y piel de limón rayado. Que descanse y a comer.

bottom of page