UN VINO QUE EXTASIA

TENDENCIAS/INF/SCZgm/ 31 Mayo 2022


Un experto de vinos de España la pasada semana se “trincó” una serie de todos los vinos top que se producen en las Bodegas Bolivianas, de variedades como el Tanat, cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Malbec … pero de todas quedo impresionado con un blanco con la variedad llamada Pedro Giménez, uva blanca de proximidad que produce en Samaipata Uvairenda en los valles cruceños bajo la etiqueta de 1750.

Algunos tachan de inquisidores a los que opinan que el “terroir” de los valles cruceños es el mejor para los blancos, esto en esta vista del experto murciano ha confirmado que de las variedades que allí se plantan como el Torrontés, Sauvignon Blanc, Chardonnay y el Pedro Giménez, este último es un verdadera joya.

Me comentaba el murciano que lo cató en la misma viña que el “terroir” (el resultado de la interacción del clima y de los seres vivos, como factores activos, sobre el tipo de roca y la orografía) donde le blanco se da como anillo al dedo, en esta altitud superior a 1.750 msnm, y su clima templado semiseco con una media de 16º C y los fríos de los surazos que acarician la llanura cruceña en invierno le hace a la zona especial para este tipo de uva.


En el terreno de los valles predomina el granito, rocas metamórficas, así como depósitos de gravas, arenas y arcillas, con abundantes depósitos sedimentarios recientes, destacando las terrazas como la que se encuentra la viña de Uvairenda.


Con estas características morfológicas es natural que nos aparezca una uva como la Pedro Giménez (nada que ver con la variedad gaditana Pedro Ximénez). La Pedro Giménez criolla de Samaipata es Cepa criolla típica de Samaipata, tiene una acidez singular, delicada y armoniosa, en nariz se aprecian casi perfumes de frutas tropicales y cítricos. Frio en boca extasía.