top of page

LA GUERRA DE LAS CARNES

“El que sabe”



Ramón Freixa Gourmet





OPINION/OPI/SCZ/gm/RF/13-04-23


Ya que ha pasado la cuaresma y la Semana Santa escribamos de una vez por todas de la carne para que el público descubra sus secretos. Y lo que está pasando en SCZ que lo he bautizado como la guerra de las carnes.


En Europa nombre de las vacas, los franceses, o al menos los que gobiernan, libran una guerra pantagruélica contra los alemanes. Y, ¿por qué no?, mañana será contra los británicos y la aftosa, y pasado mañana contra los belgas y sus pollos. Luego contra España con su carne de Euskadi.


También como ya ocurrió con los productos light o las grasas saturadas, el consumo de carne ocupa ahora la palestra del debate alimentario. La clave en esta historia reside en los matices: ni existen verdades absolutas y las tonalidades grises predominan sobre los blancos y negros. Y que decir de la carne sintética o “carne cultivada” que se extrae desde en laboratorios con las nuevas tecnologías de Inteligencia Artificial e impresoras 3D.


No, esta no es la guerra que hoy quiero referirme en esta columna de opinión de SCZgm, sino la guerra que hay entre los restaurantes de carne en Santa Cruz donde los dueños se jalan los pelos y no saben como puede acabar esta incruenta batalla.


De tener Don Miguel, la Buena mesa al Fogón y luego el Arriero y Los Hierros más tarde llego la Caballeriza, la Vaca Morena, Brasargent, El ojo del Amo. la franquicia argentina de la Cabrera y ahora desembarcan los chapacos con el Gringo y Tinto. Ante este panorama parece que llego el apocalipsis.


La verdad es que yo no lo veo así, hay sitio para todos en Santa Cruz. Cada uno tiene sus puntos fuertes y cómo no sus debilidades, sus mañas y sus secretos de brasa, su mercado su target y un publico fiel a la carne que le gusta variar para luego decir “este es el que me gusta más”.


Es una pena que cierre la Caballeriza en el mall Ventura, y donde estaba en la Libertad antes de pasar en el mall este ahora el “Ojo del Amo”, que la Cabrera -que tiene como ya publiqué tiene la mejor punta de S de la ciudad- retire su nombre y busque rebautizarse. O que la Catedral de la Carne “El Arriero” innove con otros productos ensaladas, platos vegetales y ricos postres para hacerlo cada día mejor, o Tinto ofrezca la calidad de una carta corta pero muy sabrosa todo regado con el mejor vino, o la Vaca Morena este manteniendo el tipo con un buen producto, o recale en nuestra ciudad desde Tarija en SCZ el Fogón del Gringo, o Los Hierros siga siendo un buen punto de referencia en la ciudad ….etc.


Esto no es una guerra, es una sana competencia donde todos son ganadores, pues cada uno ofrece su propio estilo, su idiosincrasia cárnica, sus diferencias y el publico apuesta y recorre como si fuera una gran feria gastronómica todos los establecimientos. ¡Cuantos más mejor! Esto significa que hay público, comensales, “carnívoros cruceños” y Santa Cruz se posicione en la capital latino americana de la carne incluso superando a Argentina en algunos aspectos.

Yorumlar


bottom of page