top of page

TAGLIATELLA: INNOVACIÓN ITALIANA EN SCZ

13/12/2023 DONDE IR


El TAGLIATELLA Camba no es la cadena de restaurantes italianos que hay en España con el mismo nombre y con ideas solidario-gastronómicas increíbles, como la de crear algunos platos con materias primas con un perfil nutricional propio de una dieta cardiosaludable, gracias al asesoramiento del CIMA (Centro de Investigación Médica Aplicada) de la Universidad de Navarra, expertos en nutrición e investigación médica. Donando A ESTE CENTRO DE INVESTIGACIÓN el 2% de cada plato que se consume en el restaurante para la investigación sobre enfermedades cardiovasculares.


El nuevo TAGLIATELLA del Mall Ventura tampoco es el performance del anterior local que también servía pastas en este mismo local. Que cayó en desgracia queriendo hacer una mala imitación de Michelangelo.


El TAGLIATELLA que hemos visto, descubierto, disfrutado y saboreado en el Bulevar Ventura es un extraordinario destino para disfrutar de las pastas frescas de autor y hechas en casa, además de comida italiana en general, con una completa bodega de los clásicos distribuidores de la zona, sin etiquetas de súper élite, pero sí completa con vinos argentinos, españoles, chilenos y bolivianos.


Solo para mejorar en esta área enológica, les recomendamos unas mejores copas como las Riedel, por ejemplo. El local, ambientado por el arquitecto Jorge Santillán, es muy agradable, espacioso y acogedor, nada recargado y con una seducción mediterránea.




Sabiendo que hay vino, y que los precios no son baratos, pero tampoco se van a las nubes, ya podemos entrar a un restaurante italiano, pues los manjares mediterráneos necesitan sí o sí de vino. No queremos, en esta primera nota, entrar en una detallada nota de análisis gastronómico; esto lo dejamos para más adelante a los críticos gastronómicos de SCZgm que acertadamente ya dan sus informes gourmet sensitivos en sus columnas de opinión. Si podemos adelantar que la pasta se nota que está hecha en el lugar, no es de etiqueta ni de súper, y que la innovación de este establecimiento está, entre otras cosas, en los más de 10 cortes distintos de pasta, la mayoría distintos a los tradicionales que puede usted encontrar en otros locales de este estilo.


Lo que podemos decir en este primer aterrizaje a TAGLIATELLA es que es un sitio que vale la pena, cuidado con detalles y con alta cocina en pasta y buen servicio; no sabemos cómo será en fin de semana cuando las masas incontrolables irrumpen en el Mall; pues nosotros elaboramos esta nota un martes en la comida a una hora más bien temprana donde a la hora de salir con la dolorosa en el bolsillo había cinco mesas.


Pero entremos en los pormenores. Buena fachada, entrada junto a la bodega; puedes contemplar en la vitrina del recibidor las etiquetas de los vinos que se ofrecen como “producto de lujo” en un “Main Street”. Ambiente agradable, fresquito, limpio, ordenado, no recargado y murales sugerentes que dan pie a la portada del cuaderno del menú, artísticamente acertado y atractivo, por cierto. Servicio educado y parece que bien formado y seleccionado, que te explica con acierto y detenimiento aquellas características más personales que se ofrecen en el establecimiento.


Muy buen detalle la bandejita de panes con su bote de tomate y tarrina de aceite de oliva, desde un pan estilo Focaccia a panecillos de diferentes formas y texturas que hacen que la espera en sus cánones sea razonable y el estómago no se "cabree".




Para este primer aterrizaje fuimos a lo más tradicional, no hurgamos en el medio centenar de platos que ofrecen, así pues nos lanzamos con unos gnocchis al estilo parisino con fondo de vino blanco realmente exquisitos y unos raviolis a dos colores, los dos platos con cantidades razonables y todo ello maridado con un Tannat de la tierra.



Nos sorprendió agradablemente que tanto el parmesano como la pimienta te la ofrecieran las meseras aparte. Rascando desde la altura, nos sirvieron el parmesano en el mismo instante y también, con el molinillo, la pimienta se distribuyó por el plato como si fuera una ligera lluvia de otoño. Estos y otros detalles son los que hacen que uno tenga a TAGLIATELLA agendado como uno de los locales en Santa Cruz donde uno pueda ir y disfrutar.


Pasta casera y fresca al dente, innovación, creatividad gourmet y detalles de servicio.


Lógicamente, se va con satisfacción al saber y comprobar que no te la han charlado. No es barato, pero tampoco excesivamente caro. Sin embargo, lo que pagan los propietarios por estar en esta esquina del Boulevard del Mall tampoco es "moco de pavo".


El valor gastronómico se le supone como el valor de un soldado; ha quedado para nosotros a buena altura y creo que día a día este establecimiento va a adquirir muy buena reputación, pues detrás de un restaurante así sabemos que hay experiencia y muy buen hacer en los fogones y en el servicio, como Claudia Landivar y Rocío Orozco. Ahora a seguir sembrando para posicionarse con una buena reputación, como dice su lema "En nuestra cocina todo está hecho con Amor".


¡CONGRATULAZIONI!




bottom of page