top of page

LOS INSECTOS MÁS GOURMET

GastroTENDENCIAS 17/05/2023


Se llama Entomofagia a la ingesta de insectos como alimento para los humanos (del griego éntomos, 'insecto', y făguein 'comer'). Un hábito alimenticio muy extendido en algunas culturas de África, Asia, América y Oceanía; No obstante, en algunas otras es muy poco común o es considerado un tabú; si bien se va incorporando como un alimento gourmet.


Gusanos con ajo y finas hierbas o snacks de grillos con cebolla ahumada y salsa barbacoa forman parte de una tendencia de alimentos para consumo humano que crece en Europa y se acerca a la Argentina, donde ya se ofrecen comidas de ese tipo que aún esperan la aprobación en el Código Alimentario y que queda expresamente prohibida la utilización de este contenido sin citar la autoría de TELAM, la omisión de este requisito es violatorio del Régimen Legal de la Propiedad Intelectual, Ley 11.723. lo que habilita el reclamo de nuestros derechos por vía judicial.


La tendencia crece en Europa, donde los insectos están aprobados como alimentos por la Unión Europea (UE) desde 2018 y se venden, por ejemplo, en forma de snacks en España y muy pronto se ofrecerán hamburguesas de grillo en Bélgica.



Uno de los países con más cultura gastronómica entomofagiastica es donde es popular el consumo de hormigas, grillos y langostas, dentro de un menú que abarca a unas 19 variedades de insectos aptos para el consumo humano.


Para saltarse este tabú te recomendamos en SCZgm cinco insectos que deberías probar:


1. CHAPULINES

Estos insectos son pura proteína, los chapulines, las langostas y los grillos (del orden Orthoptera) se destacan, nutricionalmente, por su alto contenido proteico. Los saltamontes, conocidos popularmente en México como chapulines, tienen un contenido proteico de hasta el 77.13%. El contenido de proteínas de estos animales es incluso mucho más alto que el de los vegetales con que suelen alimentarse como el maíz, el frijol y la alfalfa. Los chapulines tradicionalmente se comen asados con tortilla y aderezados con guacamole y salsa.


2. GUSANOS DE PALMA

Estas larvas blandas de escarabajos son ampliamente consumidas en el sur de América, en el sureste asiático y en la África tropical. Las larvas del picudo contienen hasta el 69.78% de grasa. Debido a que se fríen en su propia grasa, no es necesario agregar ningún tipo de aceite extra.


Aunque también suelen comerlas crudas. La grasa es el segundo mayor componente de los insectos y constituye la más alta densidad energética de macronutrientes en la comida.




Entre la gastronomía animal consumida por el pueblo Aché del Paraguay oriental, estas larvas resultan las mayores proveedores de energía – incluso superando a la miel – es por eso que los gusanos de la palma son como barras de energía naturales. Los comensales describen la textura del gusano de sago como cremosa cuando están crudos y dulce cuando son fritos.


3. ORUGAS MOPANE

La oruga de mopane es uno de los insectos comestibles económicamente más viables y de mayor consumo en el sur de África, y podría ser una forma de combatir la deficiencia de hierro en la dieta de la región. Los intentos de criar y domesticar las orugas de mopane han tenido resultados positivos, pero aún quedan muchos problemas a resolver antes de que se generalice su uso, por ejemplo, la susceptibilidad a las enfermedades virales y bacterianas.


4. GUSANOS DE LA HARINA

Los gusanos de la harina son particularmente interesantes para las dietas occidentales y la producción en masa. Su valor nutricional es equiparable con el de la carne, son endémicos de climas templados, como los de Europa, y la cría en masa ya se ha establecido de forma sólida en la industria de las mascotas y para la alimentación de las aves. Los gusanos de la harina pueden ser fácilmente procesados en alimentos. Los resultados preliminares de pruebas llevadas a cabo en la Universidad Wageningen indican que la textura y el sabor de los alimentos procesados que contienen gusanos de la harina son muy aceptables para los consumidores occidentales.


5. MOSCA SOLDADO NEGRA

Esta mosca resulta una excelente alternativa tanto para la alimentación humana como de animales. Los gusanos secos de la mosca soldado negra contienen un 42% de proteína y 35% de grasa. Los gusanos vivos consisten de un 44% de materia seca y son fácilmente almacenables por largos periodos de tiempo.



Comentários


bottom of page