top of page

LA GASTRONOMÍA DE LA “NADA”

16/01/2024 GastroTENDENCIAS


Como durante estas próximas semanas los periodistas de SCZgm estarán en Argentina a vuela pluma los tiros gastronómicos se irán hacia este país.


Comencemos, pues, con una visión de ojo de águila sobre lo que es y nos vamos a encontrar en Argentina; donde, además de hablar de asados, vinos mendocinos y las últimas estrellas que Michelin ha otorgado en este país, iremos a las raíces que han dado la cultura al actual juego gastronómico que se debate en este país.


De entrada, y si soA aficionado al cine y a la gastronomía, les recomendamos vivamente que vean la serie “NADA”, de lo mejor que he visto en gastronomía y de crítica gastronómica centrada en la capital porteña. Algo sentimental a la par que genial cinematográfica y gastronómicamente hablando.



Esta miniserie cuenta la historia de un crítico gastronómico, interpretado por Luis Brandoni, obligado a revaluar sus dogmas y existencia. El estilo de sus responsables se dosifica con un humor menos amargo, una banda sonora impecable y Robert De Niro como maestro de ceremonias. Realmente buena para quien le gusta lo porteño, la gastronomía y con dosis en vena de corazón.


Pero la gastronomía de Argentina no se reduce a nada, valga el doble sentido haciendo mención a la serie; en ella combina influjos provenientes de muy diversas culturas, desde los pueblos originarios ―maíz, papa, batata, mandioca, ají, tomate, morrón, poroto, yerba mate―, la llamada «cocina criolla» influida por los colonizadores españoles y los gauchos ―la carne vacuna, el vino y el dulce de leche―, y la africana subsahariana ―el consumo de achuras y mondongo―, hasta las grandes corrientes migratorias provenientes de Europa y Asia occidental a partir de mediados-fines del siglo XIX, principalmente la italiana ―la pasta y la pizza―, la española ―la tortilla de patatas, guisos de olla― y la boliviana, con gran incidencia en la producción hortícola.


Entre los principales productos alimenticios se encuentran el trigo, poroto, maíz, girasol, carne (vacuna, ovina, avícola), leche y derivados, huevos, té, arroz, azúcar, aceitunas, embutidos, cítricos, manzanas, uvas, melones, sandías, duraznos, tomates, frutillas, limones, miel (tercer productor mundial), aceites comestibles (maíz, girasol, oliva), etc.


En los últimos años, el principal producto rural del país es la soja, destinada principalmente a la exportación y usado como alimento para animales.

La 'estrella', gran producción de carne de res, determina que sea esta la de mayor consumo en el país. Una comida típica Argentina es el asado o parrillada (carne y entrañas de res en las brasas), además de las empanadas (especie de pasteles rellenos de carne u otros ingredientes).


Además, es muy habitual el consumo de un sándwich de chorizo, denominado choripán. También, dentro de los platos más demandados, están las milanesas.

En el terreno de los dulces, el alfajor es un producto ampliamente consumido y producido con múltiples variables regionales.




Lo mismo sucede con los helados, en especial con los de tipo italiano, aunque ya desde el tiempo de la colonia española existía alguna afición a los helados de tipo sorbete. Hoy en día, se mantiene el consumo de alfeñiques, típicos del Noroeste Argentino.




No nos olvidemos de la bebida característica que Argentina comparte con otros países vecinos. Es una infusión precolombina de origen guaraní preparada con hojas de yerba mate (planta originaria de la Cuenca del Plata) llamada mate. El mate también puede ser preparado como un té, siendo denominado en este caso mate cocido.



Entre las bebidas alcohólicas se destaca el vino, del cual Argentina es el quinto productor mundial, elaborado principalmente en Mendoza, San Juan y Cafayate, destacando en tintos el Malbec y en blancos la variedad Torrontés. Sin olvidar las cervezas artesanales actualmente dispersas, cada una con sus características particulares, por todo el país.


Además de las diferencias regionales, existe una distinción muy importante entre la gastronomía netamente urbana, la de zonas menos urbanas y la de zonas rurales, más tradicionales. Otro conjunto de diferenciaciones está dado por los estratos socioeconómicos. Aunque existen comidas argentinas comunes en toda la extensión del país (asados y el chimichurri, los churrascos y milanesas, los alfajores, y el dulce de leche que te lo encuentras hasta en “La sopa”… las empanadas de carne, el locro, el puchero, el guiso carrero con fideos, el guiso de arroz).


Paradójicamente, pese a que gran parte de los inmigrantes italianos y españoles procedían de zonas litorales, y pese a ser enjundiosa Argentina en recursos ictícolas, durante todo el siglo XX el consumo de pescado ha sido relativamente muy bajo.




La explicación principal para tal fenómeno se debe a la abundante oferta de carne vacuna y aviar (principalmente pollo) y a que este tipo de carnes produce mucha más saciedad que la mayoría de los pescados, mariscos y frutos de mar.



La inmensidad de la gastronomía argentina, con sus platos y recetas más populares, está a lo largo de todo este país. Si bien nos dejamos muchas cosas en el tintero, debemos saber que la Secretaría de Cultura de la Nación ha determinado que el vino tinto Malbec, el mate conjuntamente con la yerba mate, el dulce de leche, la empanada y el asado lleven el sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino, por tratarse de productos típicamente argentinos y de consumo generalizado.


Con estas directrices, comenzamos a movernos gastronómicamente por Argentina.


A MODO DE LISTA DE 10 PLATOS ARGENTINOS PARA PROBAR


1.      ASADO.

2.      LOCRO.

3.      LA MILANESA.

4.      EL CHORIPÁN.

5.      LAS EMPANADAS

6.      PIZZA ARGENTINA

7.      POLENTA.

8.      MATE

9.      VINO MALBEC

10.   ALFAJORES y FACTURAS con rebosante DULCE DE LECHE

bottom of page