top of page

INDUCCIÓN O GAS

TENDENCIAS/INF/SCZgm/25-01-2023

A los cocineros les encantan sus aparatos, desde ollas de cocción lenta de mostrador hasta termómetros de lectura instantánea. Actualmente, hay un interés creciente por las cocinas de inducción magnética: superficies que cocinan mucho más rápido que las convencionales, sin encender una llama ni calentar una bobina eléctrica.

Este tipo de cocinas en ya sea con una hornilla o varias las encontramos en T Store de Tramontina en Santa Cruz.


La inducción magnética ha sido popular durante mucho tiempo en Europa y Asia, y es más eficiente energéticamente que las estufas estándar y más económicas . Sin embargo, estudios recientes alertan sobre las emisiones de las cocinas de gas dentro de las viviendas.


Investigadores académicos y agencias como la Junta de Recursos del Aire de California han informado que las cocinas de gas pueden liberar contaminantes peligrosos mientras están en funcionamiento e incluso cuando están apagadas.



Un estudio realizado por investigadores estadounidenses y australianos en 2022 estima que casi el 13% de los casos de asma infantil en Estados Unidos pueden atribuirse al uso de estufas de gas.


Decenas de ciudades estadounidenses han adoptado o están considerando regulaciones que prohíben las conexiones de gas natural en viviendas de nueva construcción después de fechas específicas, para acelerar la transición de los combustibles fósiles.


Al menos 20 estados han adoptado leyes o reglamentos que eliminan las prohibiciones al gas natural. El 9 de enero de 2023, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos anunció que considerará medidas para prohibir las cocinas de gas o regular las emisiones peligrosas.

Aún no ha propuesto pasos específicos y dijo que cualquier regulación "implicará un proceso largo".

Como investigador de salud ambiental que trabaja en viviendas y su ventilación interior, he participado en estudios que han medido la contaminación del aire dentro de los hogares. Construí modelos para predecir cómo las fuentes interiores contribuirían a contaminar el aire en diferentes tipos de hogares.


Aquí hay una perspectiva sobre cómo las cocinas de gas pueden contribuir a la contaminación del aire dentro de las viviendas y si es conveniente abandonar su uso.

EFECTOS RESPIRATORIOS

Uno de los principales contaminantes del aire asociado con el uso de cocinas de gas es el dióxido de nitrógeno o NO₂. La exposición al dióxido de nitrógeno en los hogares se ha asociado con un asma más grave y un mayor uso de inhaladores de rescate en los niños. Este gas también puede afectar a adultos asmáticos y contribuye tanto al desarrollo como a la exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El dióxido de nitrógeno en los hogares proviene tanto del aire exterior como de fuentes interiores.El tráfico vehicular es la fuente exterior más importante: los niveles son más altos cerca de las carreteras principales. Las cocinas de gas a menudo son la fuente interior más importante.


La posición de la industria del gas es que las estufas son una fuente menor de contaminación del aire dentro de las casas. Esto es cierto en algunos hogares. Sin embargo, en muchos casos las cocinas de gas contribuyen más a incrementar los niveles de dióxido de nitrógeno que las fuentes exteriores.


Por ejemplo, un estudio en el sur de California mostró que alrededor de la mitad de los hogares excedieron un estándar de salud basado en la hora más alta de concentraciones de dióxido de nitrógeno, casi en su totalidad debido a las emisiones en el interior.

¿Cómo puede una cocina de gas contribuir más a su exposición al dióxido de nitrógeno que toda una carretera llena de vehículos? La respuesta es que la contaminación exterior se dispersa en un área grande, mientras que la interior se concentra en un espacio pequeño.