top of page

GASTROCOMICS

NOTICIAS 19/06/2023

El libro ilustrado ha crecido tan exponencialmente que en la actualidad es un ‘boom’ mundial. Así también se ha vivido en las publicaciones de temáticas culinarias, Siempre es un buen regalo.

El libro es un metaverso que no precisa de gafas de realidad virtual. Si a la palabra escrita se le une el dibujo, la animación y el storyboard, entonces el resultado será un mundo más allá que se mueve entre la realidad del storytelling y la fantasía de la imagen. Por eso, si el metaverso fuera tangible tendría forma de cómic, manga o libro ilustrado.


Se cree que el primer dibujante de cómics fue un americano allá por principios del siglo XIX, un tal Thomas Rowlandson quien dio vida al Doctor Syntax, una historia de aventureros.

Sin embargo, el primer cómic publicado fue The Yellow Kid (1896). A principios del siglo XX nació el primer manga de la historia y en la década de los años veinte proliferaron los mangas dirigidos al público infantil. Desde entonces hasta hoy, el mundo del libro ilustrado ha crecido tan exponencialmente que en la actualidad es un boom mundial. Así también se ha vivido en las publicaciones de temáticas culinarias.


Entre todo lo que se ha publicado y lo que acaba de llegar a las librerías, aquí van comics imprescindibles:





A través de la serie Oishinbo hemos aprendido cómo es la tradición y la cultura gastronómica de Japón. Llegó a nuestras librerías en el año 1983 con el sello de Norma Editorial con la invitación coleccionar cada una de las ediciones, pasajes a las maneras de comer, cocinar y vivir en el país nipón. Del sake, al ramen, pasando por el sushi, el arroz o la izakaya (las tabernas japonesas). Más de 100 copias vendidas en todo el mundo y con ello, la adicción de muchos por conseguir la colección completa.


Hablando de tabernas japonesas, el año pasado en las librerías llego otra nueva saga, la que narra la historia de una pequeña y lúgubre cantina: La cantina de medianoche, de Yaro Abe.

Un manga ambientado en el barrio de Shinjuku, en Tokio, que si habéis viajado allí sabréis de sus calles sombreadas atestadas de humos a cocinas de plancha y sojas fermentadas. Un laberinto gourmet repleto de gente, sentados en barras estrechas, comiendo hasta altas horas de la madrugada


Quizá en esa búsqueda de la autenticidad, de mostrar la vida y la tradición tal y como son, se refugian los recetarios de cocina ilustrados.

“Una imagen vale más que mil palabras” han llegado a pensar los editores cuando la apuesta es sacar libros que muestren tradición y modernidad, sorpresa y anécdotas, casi sin palabras, tan solo con el boceto de un dibujo claro y preciso. “Con solo verlo, ya sabes cómo tienes que cocinar”.

Así son La cocina coreana ilustrada y La cocina japonesa ilustrada, dos nuevas publicaciones que llegan de la mano de la editorial Col&Col. Ambos libros no solo nos enseñan el recetario más clásico de Corea o Japón sino que nos regalan dibujo a dibujo un ensueño de viaje gráfico.


En esta línea de recetarios ilustrados, muy original, divertido y práctico el recetario Martín Berasategui y David de Jorge: Aventuras, desventuras y recetas de un 7 estrellas Michelin, de la editorial Debate. Precioso libro en el que a través de 46 recetas se da un repaso a la tradición con mucho sentido del humor.



Las ilustraciones son de Javirroyo, quien por cierto ya había ilustrado tiempo atrás el libro La Tortilla de Patatas (ed. Debate) de nuevo junto con David de Jorge.

El metaverso de la cerveza habita en el libro La historia en cómic de la cerveza. Sus autores, Mike Smith y Jonathan Hennessy dicen “bebemos sin saber cuál es la historia del trago”.


De ahí el origen de este libro que nos sumerge en larga vida de la cerveza, nos desvela las técnicas de elaboración y nos regala las anécdotas más divertidas de la bebida fermentada más antigua del mundo.



Y de la cerveza al vino, en Los ignorantes. Relato de una iniciación cruzada, editado por Cúpula en blanco y negro, se descubre la historia de un autor de cómic, Étienne Davodeau, y un viticultor, Richard Leroy de cómo ambos, y sus ganas de compartir pasiones y disciplinas: el cómic y la pasión por el vino. En su conjunto, el libro es una belleza.


¿Cómo vive un inspector de la Guía Michelin? ¿Cómo actúa cuando acude a un restaurante? ¿Cómo son realmente los chefs con Estrella? Para responder a estas y otras muchas preguntas sobre el mundo de los inspectores hay que sumergirse en El gusto de Emma, una amante de la cocina que acaba convirtiéndose inspectora.


El cómic es una delicia editada porTokiota Kodansha. En relación a los chefs con estrella y el mundo manga, una recomendación para comprar, guardar y no prestar (por si no te lo devuelven): Mibu-El Bulli, de Nahomi Tanaka y Dai Ochiai, editado por Norma. Una joyita que narra la aventura de Ferrán Adrià y su equipo en Japón, en concreto en uno de los restaurantes más exclusivos del mundo, Mibu. El cómic no solo es una belleza, sino que nos cuenta una historia real que marcó un hito en la gastronomía mundial: la fusión y el entendimiento entre la alta cocina occidental y la alta cocina oriental. Lo dicho, para coleccionistas que busquen las páginas de papel el universo intangible.


FUENTE: EL PAIS GASTRO







Σχόλια


bottom of page